¿Que hacer si tu gato está deshidratado?

Llega el calorcito de verano, o por lo menos donde vivo yo que es España, y es importante controlar si nuestro gato se encuentra bien o está deshidratado. En muchas zonas hay peligro de calor por las altas temperaturas, y, en estas ocasiones debemos estar muy atentos a nuestras mascotas.

Es importante controlar el estado de salud e intervenir lo más rápido posible!

Ahora bien, cualquier gato se puede deshidratar, que tenga agua o no para beber, eso no nos hace estár más tranquilos. La deshidratación puede causar enfermedades y llevar a graves problemas de salud para sus pequeños organos.

Ante todo debería decir que la solución Nº 1 y la más efectiva es llevar tu gato de un especialista apenas notas que algo no va bien, pero, en el caso de que ésto o sea posible, te dejaré algunos consejos caseros para “calmar la situación”.

1. Descubre los síntomas

Piel de gato negroNo es fácil determinar si un gato está deshidratado porque a veces los síntomas son poco evidentes. Éstos podrían ser sutiles como o un letargo, una depresión o sequedad de la boca. Otros ejemplos más visibles pueden ser la falta de apetito, los ojos dormido o la pérdida de la elasticidad de la piel.

Cómo comprobar la elasticidad de la piel? Levanta un poco la piel y comprueba el tiempo que tarda en regresar a su posición normal. Si la piel tarda mucho tiempo en volver a la posición de origen, hay un problema.

Estos métodos son considerados “de urgencia”, por lo tanto es importante realizar inmediatamente un análisis de sangre para confirmar tu teoría y detectar incidencias más graves.

2. Identifica la causa

Gato bebiendo aguaDescartando el echo de que el gato tenga agua y comida,  las principales causa de deshidratación pueden ser vómitos, diarreas o enfermedades. Como mencionaba al principio del post, hay que tener controlada la temperatura del ambiente, no dejar el animal en sitios secos y con falta de ventilación (parece obvio pero no lo es tanto para ciertas personas…).

La deshidratación felina puede ser un efecto secundario de enfermedades más peligrosas como cancér o problemas de riñones, por esta misma razón siempre es aconsejable acudir a un veterinario lo antes posible.

3. Actúa ya

Gatos bebiendo lecheEn el caso de que el gato se encuentre en mal estado es obligación llevarlo del veterinario para que actúe con rapidez. Por otro lado es importante prevenir esta situación con diferentes soluciones:

Consejos para que tu gato siempre esté bien hidratado.

  1. Posicionar por lo menos 2 bebederos de agua. Es importante hacerlo si la casa donde se encuentra es grande o si hay varias mascotas que las utilizan.
  2. Cambia el agua todos los días y comprueba que siempre esté fresca (yo exagero y le pongo un cubito de hielo pero no es necesario)
  3. A los gatos les gusta beber de fuentes de agua, así que si tienes una, utilízala!
  4. Trata de servirle comida humedad con proteínas.
  5. Mantén al gato en la sombra, con sitios donde se pueda tapar del sol.
  6. Nunca dejes a tu gato encerrado en auto con las ventanillas completamente cerradas.
  7. Lávalo con toallitas húmedas y perfumadas (yo lo hago siempre después de pasar el cepillo para quitarle los pelos)

4. Busca un veterinario

Gato con veterinariaSi tienes la sospecha (o la seguridad) de que tu gato está deshidratado, te aconsejo mojarlo un poco con un paño húmedo y llevarlo urgentemente al veterinario.

La deshidratación puede ser un síntoma de otros problemas más serios, que seguramente se podrán solucionar interviniendo a tiempo. Además, es importante que el médico especializado suministre a tu mascota las curas necesarias para que pueda recuperarse lo más pronto posible, ya sea con pastillas, medicaciones o inyecciones. Los fluidos sub-cutáneos también deben ser administrados por el veterinario. Si necesitas seguir dándole estos últimos, él te enseñará cómo lo puedes hacer tu mismo en casa.

Busca veterinarios en las páginas amarillas o en cualquier sitio de tu confianza.

5. Estate preparad@

Kit urgencia primeros ausiliosYa hemos visto que lo más importante es prevenir todos estos casos extremos. Es importante por lo tanto estar preparados en cualquier urgencia que pueda ocurrir. Preparar unos botecitos de agua, pomadas anti quemaduras, paños, …  y tener siempre a mano el número de un veterinario de urgencia.

Espero que nunca lleguéis a este punto de “extrema urgencia”!!!


Feliz verano a todos!!!


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *