13 alimentos tóxicos para gatos

Es buena idea hacer comida “casera” para nuestras mascotas, pero, sabías que algunas de ellas pueden ser tóxicas para su salud?

¡Comida tóxica para gatos!

El famoso dicho: “La salud entra por la boca” es totalmente cierto y debemos ser muy cuidadosos a la hora de proporcionar comida a nuestros amigos felinos, para no perjudicar su salud y que vivan mucho tiempo.

Hay muchas web donde podemos aprender hacer comida casera para mascotas, además sana y con mucho valor nutricional, pero debemos tener muchissimo cuidado con no exagerar con las dosis de algunos alimentos y otros evitarlos completamente.


Los alimentos más peligrosos para los gatos:

1. El Chocolate

El chocolate es toxico para los gatos

El chocolate es un alimento prohibido para los gatos y los perros porque contiene teobromina. esta sustancia pertenece a un grupo denominado metilxantinas y es un alcaloide estimulante del sistema nervioso central. La teobromina posee componente químicos que lo acercan a la cafeína, aunque sea un poco más suave, éste tarda más tiempo en eliminarse por completo del cuerpo de los gatos y los perros. Los más tóxicos son el chocolate negro y la cobertura de chocolate, ya que son extremadamente puros.

¿Qué efectos provoca el chocolate en los gatos?

  • Aceleración del ritmo cardíaco y estado de excitación
  • Malestar, vómito y diarrea
  • En grande cantidades puede llevar al coma y luego a la muerte

Es verdad que algunos dicen que a los gatos les gusta el chocolate pero ellos no saben los efectos que éste tiene, así que nada de Kinder para ellos!!!


2. El café

La cafeina para los gatos

La cafeína estimula el sistema nervioso de los gatos, de los perros y de los humanos. Pero en un gato esta reacción es mucho mayor ya que su peso corporal es bastante inferior.

¿Que efectos tiene la cafeína es los gatos?

  • Hipertensión
  • Respiración más rápida
  • Fuertes palpitaciones y convulsiones
  • Vómito y diarrea

3. Huesos de pollo hervidos, cocinados o asados

Huesos de pollo
El pollo en sí no es tóxico, se pueden dar huesos de pollo a los gato, pero esta práctica tiene un peligro potencial bastante obvio. Los huesos cocidos o asados son fácilmente astillables, por esta razón siempre deberán ser bien seleccionados o molidos ya que partiendose podrían causar cortes en el aparato digestivo o en la boca de nuestros gatos.

Mejor no “buscar” visitas inesperadas del veterinario!


4. Cerveza y alcohol

Cerveza y alcohol a los gatos
Los gatos tienen un metabolismo más rápido que el del ser humano y no procesan correctamente el alcohol. También son más pequeños y pesan menos, por esta razón el alcohol les afecta de diferente manera. En pequeñas dosis no es mortal, pero haremos sufrir mucho a la mascota porque se pondrá nervioso y variará su comportamiento (más de lo habitual). El gato, como el ser humano, podría estar somnoliento y un poco desorientado o incluso agresivo y molesto.

El alcohol también puede provocar incontinencia urinaria y, en mayores dosis llevar al coma o hasta la muerte.

En conclusión no tiene gracia dar alcohol a un gato!




5. Cebolla y Ajo

alimentos-comida-toxica-para-gatos-ajo-cebolla

Si damos cebolla y ajo a nuestros gatos en grandes dosis o de forma continuada (todos los días), podemos provocarle anemia y causarle problemas gastrointestinales.

El culpable de esto es el tiosulfato, que es difícil de procesar para nuestros gatos y daña los glóbulos rojos de la sangre.

¿Que provocan la cebolla y el ajo en los gatos?

  • Debilidad muscular y vómitos
  • Disminuye el interés en la comida
  • Apatía

Cebolla, cebolletas, puerro:

La cebolla, las cebolletas y los puerros son otros de los alimentos tóxicos para los gatos.  A diferencia del ajo, los niveles de tiosulfato son mucho más altos, lo que convierte a estos alimentos es peligroso para los gatos.

Así que, cuando preparamos comida casera, no debemos incluir ni ajo ni cebolla.

Si tienes comida que ha sido cocinada con un poco de cebolla tampoco pasa nada, pero que sea muy de vez en cuando!


6. Uvas y pasas

alimentos-comida-toxica-para-gatos-uvas-pasas
Se desconoce el motivo pero las pasas y las uvas pueden causar insuficiencia renal en algunos perros. Aún no se sabe que efcto puede causar en los gatos pero es mejor no darles de comer nada de esto por precaución.

Se sabe de algunos casos en los que hayan causado diarrea pero es mejor no arriesgarse!


7. El Aguacate

alimentos-comida-toxica-para-gatos-aguacate

El aguacate es un caso bastante similar al anterior. Contiene una sustancia llamada “persin”, que es inofensiva para los humanos pero puede ser tóxica para perros y otros animales domésticos y ganado.

Esta sustancia está presente en la fruta, las semillas, las hojas y todos los componentes de las plantas del aguacate.

Aunque no se tengan noticias ciertas sobre el peligro de este alimento para los gatos, es mejor no intentar” darles de comer aguacates o guacamole.


8. El limón

alimentos-comida-toxica-para-gatos-limon

El limón es veneno para gatos, sobre todo por sus fuertes aceites esenciales. Si ves tu gato comer limón o lamer algún alimento que contenga extractos de limón, prepárate a limpiar “regalitos” que te dejará por toda la casa.

¿Qué efectos le provoca el limón en gatos?

  • Vómito
  • Diarrea
  • Malestar general





9. El azúcar

alimentos-comida-toxica-para-gatos-azucar

El azúcar en si no es un alimento tóxico para los gatos, pero provoca en ellos efectos parecidas a los que causa en los humanos como tales como pérdida y degrado de los dientes, obesidad e incluso diabetes.

La diferencia siempre está en la diferencia de peso y tamaño. Con poca cantidad de azúcar un gato puede sufrir consecuencias negativas de salud, así que cuando preparemos comida casera para ellos, mejor no incluir nada de azúcar.


10. Los productos edulcorados con xylitol

alimentos-comida-toxica-para-gatos-xyliton

Los productos edulcorados con esta sustancia sí son comida tóxica para gatos y perros. El xylitol se usa para endulzar chuches y chicles. No se conocen casos concretos en gatos, pero está demostrado que los perros pueden padecer un incremento de insulina, lo que podría llevar a una importante bajada de azúcar en sangre.

Los principales síntomas de intoxicación por xylitol son vómitos, diarrea, aletargamiento o pérdida de coordinación. Por precaución, ya que sabemos que es tóxico para los perros, no dejemos caramelos, chicles o sacarina al alcance de los animales.


11. Los condimentos, la sal y el bicarbonato

alimentos-comida-toxica-para-gatos-especias

Muchos de los productos que guardamos en nuestra despensa no son idóneos para gatos. La nuez moscada o la sal, por ejemplo, no son recomendables para las mascotas. El bicarbonato en grandes dosis también resulta tóxico para los gatos.

Recomendación simple y clara: dejar vuestros “potenciadores” de sabores lejos del alcance de cualquier gato, perro o mascota.


12. Las carnes saladas y los embutidos

alimentos-comida-toxica-para-gatos-carnes-embutidos

La carne y los embutidos no son un alimento tóxico para gatos, pero están preparados con mucha sal y grasas. No se van a morir por comer una loncha de jamón pero es aconsejable ofrecerlo como un “extra” y no como comida abitual. Si abusamos de estos alimentos de forma continuada, podríamos provocarle obesidad, hipertensión o pancreatitis.




13. La Leche de vaca

alimentos-comida-toxica-para-gatos-leche-de-vaca

En la lista incluimos la leche de vaca pero aclaramos que no es tóxico para gatos. Solamente hay que tener cuidado porque algunos gatos adultos son intolerantes a la lactosa, por tanto esta podría provocar diarrea, malestar estomacal y vómitos. Si notas que a tu gato le pasa esto, simplemente no le des leche.

Para los gatos, de todas formas, es mejor darles leche sin lactosa (deslactosada) o diluida con bastante agua. Si por otra parte tienes es un cachorrito, deberás comprar leche especial para gatitos, que se comercializa en el mercado (normalmente en polvo y se reconstituye con agua).

Puedes leer más sobre este tema, incluido qué tipos de leche sí puedes dar a tu gato en leche para gatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *